Los Sistemas de Información como una Ventaja Competitiva

Escrito por Juan José Rivera Díaz del Castillo

 “Seamos creativos en lo que hagamos, el límite está en nosotros mismos, en realidad, no hay límite”.

 

La revolución de las tecnologías de información

En el transcurso de la historia de la humanidad, han habido varias revoluciones que han cambiado al mundo, que han cambiado las relaciones entre los seres humanos y la naturaleza, que han modificado la forma como tenemos relación unos con otros. Nuestras sociedades.

Quizá el primero de estos grandes cambios fue cuando empezamos el uso de herramientas. Usamos éstas como una extensión de nuestra forma de vivir. Las herramientas nos permitieron ser más eficaces para recolectar alimentos, matar animales para comer o para deshacernos de nuestros enemigos.

Después domesticamos el fuego. Al lograrlo empezamos a ser más poderosos que el resto de los animales, nos consideraron superiores y nos tuvieron miedo. El fuego nos permitió empezar un alejamiento de la naturaleza, que continúa hasta nuestros días. El resto de los animales no se nos acercaban, por miedo al fuego. También nuestras costumbres y formas de alimentarnos comenzaron a cambiar. Empezamos a cocinar nuestros alimentos y a variar la forma de comer. Nuestros rostros empezaron a cambiar, nuestras mandíbulas dejaron de ser tan pronunciadas, pues no necesitábamos la misma fuerza para comer nuestros alimentos.

Otro poderoso cambio fue cuando empezamos a dominar los metales. Cambiamos de construir herramientas simplemente con piedras para fabricarlas de bronce, luego de hierro. Esto cambió la forma de hacer la guerra, nos hizo los verdaderos amos de la naturaleza, cada vez nuestra superioridad era mayor y empezamos a extinguir muchas especies, a construir ciudades y una forma de vida totalmente desconocida para nuestros antepasados. Esto, aunando a la agricultura, nos hizo dejar de ser nómadas, viajeros, a ser seres establecidos en pequeñas comunidades que luego se convirtieron en grandes ciudades. Y así continuó por varios años la vida.

La revolución industrial lo cambió todo. Nos permitió producir bienes en masa, la producción industrial cambió muchas cosas para bien y otras para mal, pero permitió que productos que antes estaban a la disposición de unos cuantos estuvieran a la disposición de muchos. Antes los seres humanos vivían con una ropa hasta que se acababa y se hacían de otra, hoy incluso la gente humilde tiene un guardarropa que parecería el de un rey de la antigüedad por su variedad.

Todos estos cambios han revolucionado la vida, han cambiado y nos han hecho seres diferentes a nuestros antepasados. Si pudiéramos traer a los abuelos de aquellos que no participaron en una de estas épocas, a la época de estas revoluciones, no hubieran podido adaptarse, ni creerían lo que se estaba dando en el mundo.

De esta forma hoy, nosotros estamos viviendo la revolución de las tecnologías de información. Nuestra forma de comunicarnos era impensable cuando éramos jóvenes. Hoy esas maravillosas y pequeñas computadoras llamadas teléfonos celulares nos permiten tener el mundo en nuestras manos. Tenemos hoy muchas veces la información que guardaba antes la maravillosa biblioteca de Alejandría, que tenía en un solo espacio toda la sabiduría acumulada en el mundo conocido. Las empresas que hoy existen como las más valiosas y poderosas del mundo, no existían más que a partir de hace unos cuantos años.

 

¿Cómo podemos aprovechar esto en nuestras empresas? ¿Cómo podemos crear servicios e ideas innovadoras que nos permitan dar saltos inimaginables y separándonos del resto de nuestros competidores; creando nuevas fronteras en lo que se refiere a los productos y servicios que proveemos?

 

Esto se puede lograr si vemos a las tecnologías de información de una forma diferente, y estas son las características y aspectos que debemos cuidar:

 

  • El cambio no debe generar nuevos sistemas de información, nuevos sistemas de información deben generar cambios

Las compañías que han hecho lo cambios más importantes en este era de las tecnologías de información, son aquellas que han inventado nuevos negocios, nuevos negocios que no existían, con la ayuda de las herramientas tecnológicas cada vez más a la mano.

Ejemplo de ello es por ejemplo Uber, que logró poner en contacto dos personas para satisfacer una necesidad. Una de esas personas tenía un medio de transporte y deseaba trabajar y la otra tenía una necesidad de moverse. Esa empresa permitió que ambas se contactaran, creando un nuevo segmento de negocio que supero a los antiguos taxis. Hoy incluso, los taxis, están usando herramientas similares para conseguir clientes. El hecho de que los choferes son personas investigadas, disminuye mucho los riesgos de tomar un taxi en ciudades peligrosas, brinda una marca que permite que el usuario use este tupo de servicio en muchas ciudades del mundo. En fin, creó algo nuevo, un cambio, con las tecnologías de información.

Otro buen ejemplo es Airbnb. Negocio que no podría existir sin la tecnología actual y sin la idea que lo originó. En este caso una de las personas tiene un bien que no usa totalmente, por ejemplo una casa con una habitación disponible o un departamento completo. Lo pone a disposición de otra que desea utilizarlo; eliminando intermediarios y altos costos de infraestructura de un hotel.

Este modelo de negocios se puede aplicar a muchas cosas que aún no se han desarrollado, por ejemplo la comida, los servicios profesionales y personales de todo tipo, etcétera.

  

  • Las restricciones en lo que se puede hacer no existen

Para que una idea exista en la realidad, primero debe concebirse en la cabeza de alguien. Si un ser humano de la época de los romanos pudiera viajar en el tiempo y ver lo que hoy hacemos, nos confundiría con dioses. Imagínense seres humanos que pudieran volar, transportarse sin un medio de locomoción animal, que pudieran comunicarse instantáneamente al otro lado del mundo, enterarse de noticias de lo que pasa en cualquier lado, prácticamente mientras suceden. Estas cosas eran impensables hace dos mil años. Estoy seguro que las cosas y la vida dentro de 200 años va ser tal, que hoy, no nos la podríamos imaginar.

 

  • Las redes sociales como instrumentos de poder

Otras de las cosas que han cambiado y que generan grandes ventajas competitivas son las redes sociales. Estas nos permiten comunicarnos con seres humanos cercanos y no tan cercanos de forma exponencial. El avance para el que el ser humano está hecho por su evolución, es de tal vez medio centenar de personas. Hoy nos comunicamos con cientos de miles con herramientas como Facebook y Twitter. No sabemos hasta donde pueden llegar nuestros comentarios y nuestra forma de pensar, no sabemos el gran poder que estas redes tienen hasta que lo observamos en la vida real.

 

Conclusión

Hoy, las relaciones entre los seres humanos se definen como empresa cliente, cliente a cliente, cliente a empresa y empresa a empresa. En el futuro existirán muchos más tipos de relaciones, incluyendo grupos de personas, equipos informáticos, medios de transporte que se podrán comunicar entre ellos y los seres humanos, gracias a los sistemas de información.